Comienza el año 73 de la era del Acuarius, la cual inicio en el año 1948.

El sol ha recorrido el primer grado de arco de los 30 que componen el signo de acuario.

Es la era del SABER y de la PAZ. Época de grandes transformaciones, tal como lo estamos evidenciando.

La naturaleza es fecunda y con la capacidad natural de autoregenerarse. Ella es suficiente para cubrir las necesidades de todos, pero no para la avidez y el deseo individual de acaparar.

Todo ha de compartirse y circular a través mío, tal como lo hace la sangre en el cuerpo y la savia en el tronco del árbol. Así recibo la abundancia y el bienestar que la Diosa Madre entrega a todos sus hijos.
Confiar en su infinita provisión significa tomar acción en retribuir los frutos que ella me otorga en calidad de préstamo, para mi uso y servicio. Dar y recibir, fluir en ese movimiento constante y natural, que la naturaleza me ofrece, sin pretender quedarme con nada. Así, las contingencias de la vida con su incertidumbre me muestran que lo único que queda es la fuerza de la vida. Que necesito vaciar para que el lugar desocupado sea llenado de nuevas realidades, de recursos aún por descubrir, de talentos inexplorados y de la capacidad de gozar y agradecer por los bienes y los dones recibidos.
Feliz luna nueva en la consciencia profunda de Unidad. Todos somos hijos de la misma fuente✨
Día propicio para la meditación ✨

Gina Marcela Jurado

Call Now ButtonLLAMA AHORA